ContactosEs una historia de esperanza, no solo para los niños desesperanzados que viven en las calles de Latinoamérica, sino también para la persona promedio que se pregunta ¿Cómo puede hacer una diferencia en el mundo? La historia de Niños de la Luz es una historia de inspiración para todo aquel que tiene un sueño; habla de la pasión divina que Dios puso en el corazón de una pareja y cómo El convirtió esa pasión en una realidad.

Shannon with swingSiendo muy joven, el californiano Jon Haslett comenzó a hacer viajes misioneros de corto plazo a Filipinas, ayudando en las clínicas médicas y apoyando a un ministerio que trabajaba con niños que viven en las calles de Manila. El corazón de Jon se conmovió por estos niños. ¿Cómo podía ser posible que niños de tan sólo cinco años de edad estuvieran viviendo solos en un ambiente de drogas, prostitución y crimen? En cada viaje, mientras el alimentaba y ministraba a los niños, Dios le hizo un llamado más difícil… ¿Quién ayudara a estos jovencitos a encontrar la salida a su situación?

earlyMinistry

En 1986, la inquietud de Jon por las misiones lo llevó a Kenia. Allí conoció a su esposa, Shannon, quien compartía la misma pasión por ayudar a los niños necesitados en los países pobres. Dios añadió la visión a su pasión y en 1992, los Haslett se fueron a Caracas, Venezuela, una ciudad que quería negar o ignorar la existencia de estos niños “desechables” quienes eran considerados como una molestia, que no tenían remedio, o incluso delincuentes. Había muy poco apoyo venezolano para un ministerio cuyo propósito principalmente era visto como llevarse la “basura” lejos. El Inicio de un ministerio como este no iba a ser fácil, pero Jon y Shannon tenían que aprender, en las palabras dichas por Hudson Taylor  que ” La obra de Dios Christian and Boys outside 2003 compressedhecha a Su manera siempre tendrá Su provisión”.

En 1995, Niños de la Luz, fue fundada oficialmente como una Asociación. El ministerio se convirtió rápidamente en un esfuerzo colaborativo entre las iglesias locales e internacionales. Dios tocó los corazones de muchas personas para que se involucraran en el ministerio, y poco a poco se conformó el personal venezolano. Ahora, años más tarde, el ministerio ha crecido en Venezuela, se extendió a la Breaking ground in the D.R.República Dominicana, y ha visto muchos milagros a lo largo de estos años. La esperanza que deseamos compartir es que Dios usa a siervos humildes y ordinarios para lograr mucho, cuando descubrimos la pasión que Él ha puesto en nuestros corazones y le permitimos que la haga realidad.

chef for web